Presentado por:

Electrolux

¿Cava cervecera o de vinos? Te ayudamos a elegir

Aunque similares, cada una tiene sus diferenciales. Conocelas en esta nota y elegí la que mejor se adapte a vos.

22/01/2020

A primera vista, son casi iguales. Pequeñas, sofisticadas, con luces LED y lo último de la tecnología al servicio del buen beber, las cavas son una incorporación más que atractiva para tu cocina, comedor, quincho o hasta living. Sin embargo, no es lo mismo una especial para cervezas que la que fue pensada para almacenar vinos. Cada una tiene sus ventajas y diferencias, y a continuación te las contamos, para que puedas tomar una decisión acorde a tus necesidades y expectativas. 

Cuestión de temperatura

Las cavas cerveceras requieren una menor temperatura, por lo que su rango oscila entre -5 y 10ºC. Asimismo, para garantizar el mantenimiento de este valor suelen contar con un compresor, que asegura que la temperatura sea constante y precisa incluso en días de mucho calor (y no tengas miedo, son súper silenciosos y no molestan ni aunque coloques el equipo en la habitación). Estas versiones suelen contar con funciones para un frío más fuerte durante cierto tiempo, ideales para reuniones o festejos, y hasta cuentan con una alarma de puerta abierta, para asegurarse de que nunca se pierda el frío. 

Cuencos con diferentes estilos de cerveza.

Las cavas para vinos, por su parte, pueden llegar hasta 18 o 20ºC y arrancar en los 4ºC. Algunos modelos incluso permiten setear dos temperaturas diferentes, considerando distintas cepas o diferenciando entre blanco y tinto. Es el caso del ERWV29W5MQB de Electrolux, que cuenta con dos compartimentos, cada uno con su propio control individual de valores. 

Mujer quitando un vino blanco de la bodega

Sobre el tamaño

La altura de estos equipos puede variar entre los 85 y 60 centímetros, con un promedio de 45 de ancho. En lo que respecta a cavas de vino, es posible encontrar en el mercado variedades de presentaciones con distintas capacidades. En tanto las cavas cerveceras suelen ser naturalmente más grandes. ¿A qué se debe esto? A que los vinos tienen menor cantidad de formatos, en tanto las cervezas pueden almacenarse tanto en botellas y latas como en growlers y hasta barriles, requiriendo entonces mucho más espacio. 

Cervecera incorporada en el banco de la isla

Se trata de usos

Finalmente, a lo que esta decisión se resume es a pensar en el uso que le querés dar a este equipo. ¿Sos un gran consumidor de cerveza? ¿O lo tuyo es más la búsqueda de distintas etiquetas de vinos? A la vez, ¿con cuánto espacio contás y dónde pensás ubicarlo? Y sobre todo, ¿capacidad para cuántos litros pensás que necesitás? Para hacer una buena compra, deberías plantearte estas preguntas y tener en cuenta las salvedades expresadas más arriba.  

¿Este artículo ha sido útil para usted? No
Publicidad Publicidade Home