Presentado por:

Electrolux

Consejos para organizar una mudanza

En un momento tan estresante como emocionante, te presentamos algunos consejos para ayudarte a transitarlo mejor

23/01/2020

Suele decirse que mudarse está en el top 3 de cuestiones más estresantes de la vida.. Y es que aunque muchas veces el cambio es para mejor, el proceso de levantar una casa entera en pocos días resulta agotador y movilizante, enfrentándonos a recuerdos y haciéndonos tomar decisiones continuamente sobre qué queremos guardar y qué no. Pero para alivianar un poco esta tarea, te invitamos a seguir estos consejos.

Realizar una lista

Unas semanas antes de iniciar el trabajo más duro, hacé una lista de todas las tareas que va a implicar. Desde conseguir elementos de embalaje hasta qué cosas no querés olvidarte (por ejemplo, ítems en la baulera o dar de baja los servicios fijos de la casa). Ir tachando cuestiones de la lista conforme las hagas también será un alivio visual y mental.

Aprovisionate de cajas y bolsos

Desde las semanas anteriores, guardá todas las cajas que puedas. Además de las que seguramente te provea la mudadora, pedí cajas en supermercados o tiendas, y equípate de la mayor cantidad posible. ¡Nunca son suficientes! 

mudanza-organizada

También separá todos los bolsos, valijas y carteras que tengas en casa y utilizalos para los ítems y prendas más personales de la familia. Estos deberían armarse pensando en una valija de viaje para alrededor de una semana, que es el tiempo que puede tomarte terminar de desembalar el grueso de las cosas. Además de ropa y elementos de baño podés sumarle sábanas, toallas y hasta alguna olla, todos elementos que vas a usar los primeros días post mudanza. La idea es que estos bolsos te den unos días de paz mientras desarmás las cajas con tranquilidad, sin tener que abrirlas todas porque, por ejemplo, no encontrás una sartén para la comida de la noche. 

También comprá cinta de embalar y tratá de conseguir bastante papel de diario para envolver cosas frágiles. Podés pedirlo en tu edificio o en departamentos vecinos. Conseguí además tijera, marcadores, papel film, rollos de pluribol, etiquetas o papeles de colores y una trincheta. Si querés ahorrar, el papel film y los rollos de pluribol siempre pueden comprarse al por mayor en Internet. 

Antes de guardar, seleccioná

No tiene sentido embalar y mudar algo que después vas a terminar tirando en tu nueva casa. Por cuestiones de tiempo y dinero, ese traslado innecesario no tiene que suceder. Por eso, es vital agudizar el criterio y decidir con la mayor frialdad posible qué tirar, regalar o donar. Para hacer más sencilla la mudanza, necesitás despejar tu casa y alivianar tu vida, así que podés aplicar la regla de que si hay duda, en realidad no hay duda: es momento de deshacerte de esto. Este proceso puede comenzar el mes previo a la mudanza.

personas haciendo mudanza

Tomar medidas y limpiar

Una buena idea antes de la mudanza es visitar la nueva casa y empezar a planear dónde irán tus muebles y cómo disponer de los placards y alacenas. Esto va a ayudarte a no perder tiempo pensando de más el mismo día de la mudanza (donde además solés estar cansado y no evaluar con tanto criterio). 

En esa misma visita podés aprovechar para hacer una limpieza a fondo, que siempre es más fácil con una casa despejada. Será la base impecable sobre la que ir guardando tus cosas. 

Clasificar las cajas

Tratá siempre de armar cajas por ambiente o por categoría, de modo que al abrirla se resuelva todo en un mismo espacio y no tengas que estar yendo de un cuarto a otro. Esto también permite identificar por fuera de la caja a qué espacio debería ir, haciendo el trabajo más simple para la empresa mudadora. Un buen truco es pegarles etiquetas de color dependiendo del ambiente (por ejemplo, las cajas de la cocina con sticker verde). También cuidá de marcar la dirección en la que debería estar apoyada la caja con una flecha, si es apilable o no y si es especialmente frágil. En ese caso, las cosas deberían envolverse en diario o pluribol, y acomodarse entre sábanas, toallas o repasadores. También pueden aprovecharse los espacios huecos, como el interior de un jarrón, para cuidar más los ítems delicados.

platos almacenados

Otra cosa a considerar es el peso: todos los libros no pueden ir en una misma caja, porque va a correr riesgo de desfondarse y nadie la va a poder levantar. Equilibrá los pesos y alternalos con otras cosas, guardando también algunos libros en las valijas, que soportan mejor los kilos. 

Y un dato extra muy importante es llevar con vos las cosas de valor, desde dinero a joyas. Dejá una cartera o mochila cerca tuyo para transportarlas, o incluso dejalas el día antes en la casa de tus papás o un amigo, para tenerlas en un lugar seguro y no correr riesgo de perderlas. 

El día de la mudanza

Para el día mismo de la mudanza, recomendamos pedir ayuda a familiares y amigos. De esta manera, habrá más ojos que miren y cuiden que las cosas no se dañen al llevarlas de un lado al otro, y manos que ayuden a descargar, abrir y vaciar cajas para ir quitándolas del medio. Ese día también tratá de dar instrucciones precisas sobre dónde querés los muebles. Caso contrario, cuando te quedes solo quizás no puedas moverlos.

Si tenés hijos, lo primero a acomodar es su cuarto. Las mudanzas son sumamente estresantes para los niños, y es vital darles estabilidad y contención en ese momento de muchos cambios. Por eso es bueno empezar acomodando sus juguetes, haciendo su cama y dándole una forma familiar al espacio en el que van a dormir esa noche. Pero eso sí: tratá de que alguien te los cuide mientras sucede la mudanza, porque es un momento lleno de peligros y posibilidad de accidentes. 

cajas de mudanza

Lo siguiente a armar es tu propia cama. De ese modo, cuando llegue la noche y sigas rodeado de cajas, al menos vas a tener un lugar listo para acostarte a descansar. Podés ir haciendo esto con música, algo que va a aliviar los ánimos de cansancio y seguramente ponga a todos de buen humor. 

Y en plan de mantener el humor y la energía, llevá bebidas y algo de comida para vos, tu familia y los empleados de la mudadora. Todos lo van a agradecer. 

¿Este artículo ha sido útil para usted? No
Publicidad Publicidade Home