Presentado por:

Electrolux

4 tips para organizar un vestidor pequeño

Cómo tener un vestidor lindo y funcional para que tu única preocupación sea escoger el mejor look para tu día.

20/01/2020

¿Quién nunca soñó con tener un vestidor de revista? Para aquellos que buscan tener el guardarropa siempre organizado — y no siempre les resulta fácil — los closets vestidores son la solución a este problema. Se trata de un espacio especial y exclusivo para guardar tu ropa y accesorios; un ambiente único para vestirte y cambiarte, con todo lo que necesitas siempre a la mano ¡Facilidad y practicidad es lo que no falta! Por eso, es importante mantener una buena organización del vestidor para tener una visión completa de tus prendas y aprovecharlas al máximo.

Organización del vestidor

Cuando logras construir un vestidor de manera funcional, dispones de tus prendas de manera más coherente, consigues hacer mejor uso de la ropa y puedes identificar más fácilmente qué prendas casi no usas y que por lo tanto deberían salir de allí. Para ayudarte a aprovechar al máximo este espacio, mirá estos consejos especiales que harán a la diferencia.

Vestidor con diferentes compartimientosVestidor con diferentes compartimientos, incluyendo cajas, estantes de metal y percheros con perchas

1 – Estantes ajustables para el vestidor

Los estantes ajustables son modelos comunes en tiendas y stands, que cuentan con un soporte sujeto a la pared con diferentes aberturas, donde puedes encajar los brazos de cada repisa a diferentes alturas. Por tener piezas de metal, este tipo de estante es firme y se adapta bien a diferentes tipos de proyectos.

Podés regular la  altura de cada repisa según el uso, por lo que es muy buena alternativa para guardar calzados y bolsos de manera que sean fáciles de visualizar. Así, puedes abrir el vestidor y escoger el zapato adecuado con la rapidez de un vistazo.

Si tienes la chance de instalar este tipo de estantes en toda la pared, lo interesante sería crear un orden lógico de organización: en la parte de abajo, los calzados como zapatillas, sandalias y botas; a una altura media, bolsos y carteras de uso cotidiano y por último, la parte de arriba es ideal para maleta y maletines, de uso menos frecuente.

Zapatos y zapatillas en estante de metalZapatos y zapatillas en estante de metal

2 – Las perchas estandarizadas son fundamentales

Independientemente del formato, vas a necesitar perchas para las prendas de vestir con más volumen y es fundamental que todas sigan un estándar. Esta necesidad no es solo una cuestión estética, sino de uso del espacio, pues con perchas iguales, la ropa ocupará un espacio menos y tendrá unidad visual. Es decir, cuando abras el vestidor, por más que sean prendas diferentes, todas estarán a la misma altura y posición.

A la hora de organizar, es siempre interesante que cuelgues una sola prenda por percha, porque dos o más prendas en una misma percha pueden dañar la ropa y generar un volumen innecesario en el espacio, lo que a su vez desestabilizará la organización propuesta. Si tienes conjuntos, como pollera y blusa, ahí sí puedes guardarlos en la misma percha, para que no se pierdan.

Perchero con perchas estandarizadasPerchero con perchas estandarizadas en vestidor

3 – Organizadores para cajones

De nada sirve que quede todo lindo y colgadito en las perchas si cuando abres los cajones hay un pequeño desastre dentro de cada uno. El consejo es invertir en organizadores tipo colmena para tus cajones, porque estos funcionan para los más diversos artículos de pequeño porte: ropa íntima, medias, pañuelos, corbatas o inclusive joyas y bisutería. Con los organizadores, dejas todo a la mano, visible y bien doblado, lo que facilita su uso en el día a día y ayuda a conservar las prendas.

Organizador con medias y ropa íntimaOrganizador con medias y ropa íntima para vestidor

4 – Incluso en espacios pequeños, vale la pena invertir en un banco

Incluso en un vestidor pequeño, tener un banco te facilitará la vida a la hora de calzarte los zapatos o probarte prendas. Si tienes un poco más de espacio, invierte en un puff o en un sillón ¡Eso sí! sea cual sea tu opción, no puedes convertir este asiento en depósito de ropa usada, sucia o probada y no usada. Este solo debe servir de apoyo a la hora de escoger un look especial.

Poltrona azul en vestidorPoltrona azul en vestidor con estante para calzados en la pared

¿Este artículo ha sido útil para usted? No
Publicidad Publicidade Home