Presentado por:

Electrolux

Cocina con lavadero: ideas para organizar espacios integrados

Si tu cocina convive con tu lavadero, hay varias formas interesantes de dividir los sectores para sacar el máximo provecho de cada uno

06/02/2020

Cada vez más, las ciudades exigen mejores soluciones para los espacios chicos. Con una gran demanda por parte de los jóvenes o las personas solas, la premisa es proponer departamentos que puedan optimizar pocos metros con amplias funcionalidades y un uso versátil y práctico. 

En este camino, la integración de la cocina y el lavadero es uno de los formatos más comunes. Aquí te compartimos algunas ideas para lograr que estos ambientes convivan con armonía y eficacia. 

Espacio para todo

Aunque los metros sean pocos, habrá que tener en cuenta que cada electrodoméstico tenga su sector y su enchufe, así como su suministro de agua. Lavarropas, heladera, plancha y secarropas son algunos de los equipos que pueden llegar a convivir en un mismo ambiente, y es importante que no se sobrecargue la energía ni falte estructura para ninguno. Esta planificación debería llevarla a cabo un profesional, y hacerse antes de ubicar cualquier otro mueble o elemento. 

Lavarropas-instalado-en-la-cocina

Muebles a medida

Si podés, lo ideal es hacer muebles a medida. Esto permitirá adaptarse milimétricamente a tu espacio y, por ejemplo, hacer completo aprovechamiento del espacio vertical, con equipamiento que llegue hasta el techo. También podrá hacer buen uso de los sectores más complicados, como las esquinas o espacios bajo ventanas o algún otro equipo (por ejemplo, un termotanque o caldera). Esto también aplica para la mesada, que puede cortarse en las medidas necesarias y así adaptarse a todas tus necesidades. 

Al crear este mobiliario, también puede diferenciarse cocina y lavadero con diseño. Muebles de distinto estilo o color pueden marcar el corte entre ambientes de modo claro y natural. 

Lavadero-en-la-cocina-con-espacio-pequeno

Puertas corredizas

Si no te convence demasiado la idea de integrar ambos espacios, podés considerar ubicar puertas corredizas o persianas de esterilla para tapar el sector del lavadero. De esta forma, podés abrir o cerrar cuando lo uses y mantenerlo escondido el resto del tiempo. Para este formato, lo ideal es elegir un lavarropas de tamaño más pequeño, como el Electrolux Digiwash Plata, de carga superior y 54 cms de ancho y 57 de profundidad. 

Cocina-en-tonos-de-blanco

Equipate con organizadores

Los canastos, barras y ganchos, ideales para la organización más efectiva de tus elementos, están de moda y pueden conseguirse en todo tipo de diseños, pudiendo darle un aire más alegre y canchero a tu cocina y lavadero integrados. Además, tener el espacio en orden ayuda mucho cuando los metros son pocos. 

Decorá

Para que el ambiente no se sienta un rejunte de espacios, lo mejor es darle color y forma con la decoración. Plantas, cuadros, estantes que sirvan para sostener ítems pero también adornos y tonos diferentes en los muebles pueden ayudar a delimitar los sectores dándole personalidad e impronta a cada uno. 

Cesto-de-ropa-sobre-encimera-de-cocina

Separá los usos

Finalmente, un consejo de uso: es muy cómodo tener cocina y lavadero juntos, siempre y cuando tu ropa recién lavada no termine oliendo a bife. Para eso, es bueno separar las acciones, y tratar de lavar y tender la ropa lejos de los horarios de cocina, o descolgarla cuando vayas a empezar. Esto asegurará una perfecta convivencia entre espacios. 

¿Este artículo ha sido útil para usted? No
Publicidad Publicidade Home