Presentado por:

Electrolux

Trucos para ganar espacio en tu heladera

¿En tu heladera ya no entra ni un alfiler y necesitás más espacio para guardar tus alimentos? ¿Querés aprender a organizarla mejor? Acá te explicamos cómo hacerlo

17/02/2020

¿Quién no quiere tener una heladera como de revista, llena de cosas ricas para comer, todas a la mano y bien organizadas? Da gusto solo verlo, ¿cierto?

Pero lo más común es que con el apuro del día a día, las compras no planificadas y las advertencias sobre la cadena de frío de muchos productos, la heladera se nos llene de cosas y se desordene a tal punto que parece que no le cabe más nada.

Si te pasa esto, tomate unos minutos para leer estos trucos y aprendé cómo ganar espacio en tu heladera para mantenerla organizada.

1.Pensá antes de comprar

Si tenés problemas con el almacenamiento de la heladera, vale la pena saber si estás comprando más comida de la que necesitás.

Una buena práctica es planificar la compra pensando en las comidas que tenés intención de preparar durante la semana o la quincena. Anotá todo en una lista y la próxima vez que hagas compras, verificá si cumpliste con lo planificado (¿cocinaste todo lo que querías?, ¿usaste todos los ingredientes?, ¿la cantidad resultante fue suficiente o faltó/sobró?). Con el tiempo, irás acostumbrándote a comprar solo lo que realmente necesitás o podés cocinar.

Un indicador de que estás comprando más de la cuenta es tirar vegetales o sobras de comida dañada de la heladera con regularidad. Para evitarlo, incorporá el hábito de revisar la heladera antes de hacer la compra; así, tendrás la imagen de lo que hay y lo que no y no comprarás ingredientes innecesarios.

bolsa con verduras

2. Cada cosa en su lugar

Tal vez el hábito más importante para ganar espacio en la heladera es tomar conciencia de que cosa tiene su lugar, ya que las estanterías de la cabina, de acuerdo a su ubicación, reciben más o menos frío.

Los alimentos que necesitan más frío, como las carnes, los lácteos y los huevos, deben ir en los estantes superiores, mientras que los vegetales y frutas en el cajón inferior, donde mantienen mejor su frescura. Los tramos intermedios podés usarlos para recipientes con comida cocinada y embutidos.

Recordá que en las puertas deben ir cosas que no se dañen con la oscilación de temperatura y el movimiento del abrir y cerrar, como salsas, agua y bebidas. Mucha gente suele dejar los huevos en los balcones de la puerta. No recomendamos hacerlo, porque el vaivén de la puerta puede fisurar las cáscaras.

Lo mejor es contar con una heladera que brinde flexibilidad de espacio. La Heladera No Frost Electrolux DM85X Multidoor 622lts, por ejemplo, tiene los estantes Fast Adapt, que se ajustan al tamaño de lo que almacenes, y el cajón de frutas y verduras Hortinatura, que conserva hortalizas hasta por un 60% más de tiempo, gracias a un sistema de flujo de aire especial.

heladera abierta

3. Guardá lo que verdaderamente necesite refrigeración

Hay cosas que, claramente, necesitan refrigeración. Pero otras nos acostumbramos a almacenarlas en la heladera sin que en realidad haga falta. Un ejemplo son las papas y batatas, que conservan mejor su textura si las guardás a temperatura ambiente, en un lugar resguardado de la luz y dentro de una bolsa para conservar la humedad. Lo mismo pasa con el ajo, las cebollas y las frutas en proceso de maduración, como paltas, peras, bananas y duraznos.

Otro grupo que no necesita ir a la heladera son las hierbas frescas, como perejil, albahaca y salvia, que se marchitan con el frío seco. Lo mejor es conservarlas en la cocina en un recipiente con agua, al resguardo del sol.

Café en polvo, pan de mesa, pan árabe, pasta, salsa de soya, kétchup, mostaza, vegetales encurtidos y manteca son otros artículos que algunas personas guardan en la heladera, pero se conservan bien afuera.

pepino en vinagre

4. Uso de cestas en alacenas y bajomesadas

Relacionada con la anterior, otra buena práctica es usar cestas y organizadores en las alacenas y bajomesadas, para guardar los alimentos que no necesiten refrigeración.

Tener un set de cestas prácticas ayuda a organizar mejor lo que puede ser almacenado sin refrigeración y evita que sientas la tentación de guardar los alimentos en la heladera. Dale a tus muebles de cocina la misma versatilidad de almacenamiento y facilidad de acceso que tiene tu heladera.

Organizadores

5. Vigilar las fechas de vencimiento


Si querés que tu heladera se mantenga espaciosa y libre de malos olores, tenés que implementar una rutina de verificación de fechas de vencimiento y vegetales en mal estado, para que todo lo que esté pasado salga y no quede nada “momificado”, ocupando espacio.

Lo que podemos recomendarte es que uses etiquetas para guardar comida en la heladera y mantengas los productos que se vencen más rápido — como leche, yogurt, quesos frescos, embutidos, carnes, huevos, entre otros — en un lugar visible, para que no los pases por alto.

La Heladera No Frost Electrolux DM84X Multidoor 630lts te ayuda a realizar esta tarea, porque sus estantes Fast Adapt de vidrio templado ayudan a tener todo a la vista.

Fecha de vencimiento

6. Usar recipientes herméticos

Una excelente manera de liberar espacio en tu heladera es acostumbrarte a guardar los alimentos en recipientes herméticos, preferiblemente cuadrados o rectangulares. Cuando dejás los alimentos en sus propios envoltorios de papel, envases abiertos o latas, perdés espacio, promovés la contaminación cruzada e incentivás a que la comida se dañe más rápido (además del aspecto desordenado que toma la cabina).

Lo mejor es que inviertas en un set de recipientes herméticos de calidad, como el Kit de Recipientes Herméticos de Vidrio Electrolux, que además de bonitos y libres de BPA, resisten cambios de temperatura y los podés apilar, meter en el freezer y lavar en el lavavajillas.

Recipientes herméticos

7. No guardar ollas y sartenes en la heladera

¿Quién no lo hizo ya? Cocinás un guiso, una salsa, un salteado y por comodidad guardás la olla o la sartén directo en la heladera para consumir las sobras después.

Esto podrá ser cómodo, pero es uno de los factores que más desperdicia espacio en tu heladera y una de las cosas que no debés hacer si tenés problemas de almacenamiento. Para evitarlo, vale el consejo anterior: usá recipientes cuadrados o rectangulares para guardar las sobras que vayan al electrodoméstico.

Recipientes

8. Cortar frutas y verduras grandes antes de guardarlas


Lo mismo pasa con las frutas y alimentos grandes. No almacenés sandías, zapallos, grandes piezas de carne, pavos o pollos enteros, tortas y otros volúmenes enteros en la heladera o el freezer. Es mejor que los cortés en pedazos y los guardés en recipientes antes de almacenarlos.

piña en rodajas

***

Si aplicás todas estas recomendaciones y todavía sentís que necesitás liberar espacio en tu heladera, tal vez sea hora de pensar en un aparato de mayor capacidad para vos y tu familia, o bien en un freezer que complemente el almacenamiento, como el Freezer Vertical Electrolux EFUP175YARS de 168 lts, que tiene eficiencia energética A y usa el gas refrigerante R600a, con bajo impacto ambiental.

¿Este artículo ha sido útil para usted? No
Publicidad Publicidade Home