Presentado por:

Electrolux

¿Cómo poner una mesa con piezas individuales?

Te compartimos algunos consejos para hacer combinaciones geniales

15/02/2020

Si uno o más platos de la vajilla que amás se rompieron o, por casualidad, tenés varios platos lindos sueltos, deberías saber que es posible armar con ellos una mesa linda para recibir amigos. Después de todo, lejos quedó el tiempo en el que las reglas de etiqueta decían que solo se podía armar la mesa con una única vajilla. Para darte algunas ideas sobre cómo aprovechar esas piezas perdidas en el mueble de la cocina, te compartimos consejos de expertos anfitriones.

1. Mientras más diferente, mejor

La mezcla de platos es lo que hace la diferencia. Podés combinar piezas de una vajilla de colores con los de un set estampado, siempre que haya algún patrón de guía. Los límites de esa mezcla son a tu propio criterio. Un truco es apostar por una paleta de colores parecida y usar los platos lisos debajo de los texturizados.

Platos de vajillas de colores y texturas diferentes Platos de vajillas de colores y texturas diferentes

2. Para servir

Los cubiertos y vasos también podés elegirlos de acuerdo al color que predomine en tu vajilla. Una vajilla neutra combinada con un diseño diferente puede quedar muy bien.  

Los cubiertos también se pueden combinar con la vajilla
Los cubiertos también se pueden combinar con la vajilla

3. Además de los platos

Las fuentes para servir pueden ser lisas y estar combinadas con uno de los colores de la mesa o del comedor. Y el resto de los componentes de la decoración pueden componer el conjunto de colores del mantel o ser neutros, para evitar excesos.

Si tenés dudas, usá cristalería transparente y un juego de cubiertos de acero inoxidable o plata. Para darle sofisticación a la composición, uno de los elementos con el que podés jugar es el balance entre piezas lisas y con patrones de textura diversos.

Las fuentes para servir la comida también merecen atención Las fuentes para servir la comida también merecen atención

4. Básico, pero con detalles

Si no te gusta la vajilla de colores o estampada, una opción son las piezas en tonos claros (como blanco), pero con texturas y pequeños detalles, como flores o bordes metalizados. También hay platos cuadrados y de cerámica en estilo rústico. Otro recurso es colocar individuales de mimbre o madera debajo de los platos.

 Los colores vivos y detalles metálicos dan un toque especialLos colores vivos y detalles metálicos dan un toque especial

¿Este artículo ha sido útil para usted? No
Publicidad Publicidade Home